Mi vida corría peligro, pero Dios me libro de la muerte; me puso sobre una roca, en un lugar seguro / Testimonio hna. Delia

Publicado en 11 Mayo 2012

Hola mis estimados lectores, quiero compartir un testimonio de la hermana Delia Florez de Venezuela, espero que pueda servir para llenarnos de fe, con amor para todos los lectores del blog a traves de todo el mundo.

 

Atte. Contralobos


Mi vida corría peligro, pero Dios me libro de la muerte;

me puso sobre una roca,

en un lugar seguro.

Salmo 40:2

 

Jesus-Christs-hand-of-mercy.jpg

 

El salmista David, llego a sentirse afligido, y en otro de sus versículos dice: Dios me saco del lodo cenagoso, del pozo de la desesperación. Muchos algunas veces nos hemos sentido así, sin fuerzas, sin esperanzas, y yo no fui la excepción. Yo también me sentí atrapada en las profundidades del mar de la desesperación, dice la Biblia que Satanás vino para matar, hurtar y destruir, pero Cristo vino a traer vida, y vida en abundancia. 

 

Yo naci en un hogar carente de amor, recibí rechazo, maltrato físico y verbal, el enemigo sabia que yo me sentía insignificante por eso busco la manera de destruirme, y lo que yo no sabia, era que Dios estaba a mi lado esperando que clamara a EL. Cuando era niña una voz me dijo que asesinara a mi hermana menor, pero Dios no lo permitió. Empecé a ver espíritus, caminaban por mi habitación, se sentaban en mi cama y me susurraban al oído, yo no tenia paz, porque eso es lo que el enemigo hace, robarte la paz, se aprovecha de las circunstancias y empieza a rondar por tu vida, hasta que caes en su trampa. Entre tantos conflictos me interesé por el ocultismo y las drogas, les robaba dinero a mis padres y me volví rebelde.

 

El enemigo le hace creer a la persona que la única solución son las drogas y el alcohol, pero solo hace que evadas la realidad por unos cuantos minutos, luego despiertas y te das cuenta que el dolor no se ha ido, y vuelves a consumir, y caes en un círculo vicioso. Por eso hoy yo testifico del único que tiene el poder para solucionar problemas, Jesucristo. El enemigo quiso destruirme, pero no pudo ni podrá, hizo su primer intento de quitarme la vida, yo empecé siendo una huele pega, y una tarde tuve taquicardia, pensé que moriría, el enemigo me usaba como un títere para hacerme daño, pero gracias a Dios no morí ese día.

 

Llego el momento de irme de mi casa, hice lo que muchos jóvenes anhelan, alejarse de los conflictos familiares, con la excusa de que así podrán ser feliz y no le darán cuentas a sus padres; así que, empecé a vivir la vida loca, me volví alcohólica y fui bisexual, amanecía todos los fines de semana en las discotecas drogada, pero nada llenaba mi vacio, nada me hacia feliz, al contrario, cada ves me sentía mas vacía. Dios empezó a llamarme, por las buenas…. Pero yo lo rechace, iba a campañas evangélicas drogada solo para burlarme del evangelio. Y cada ves mas me involucraba en el ocultismo, así que empecé a cambiar mi aspecto y mis hobbies, era una gótica mas, engañada por Satanás, cada día que pasaba ni yo me reconocía, cambie mi indumentaria, maquillaje, y prendas por unas con símbolos satánicos, sentía alivio viendo películas de terror, escuchando música gótica de ultratumba, así que un día le compuse un poema a Satanás, y el durante un tiempo, me hablaba todas las noches en la madrugada, hora en que se realizan ritos, me enviaba sms a mi celular, tal vez digan: pudo ser cualquier persona. Pero no, ya que yo llamaba y la operadora decía que dicho numero no estaba asignado a ningún suscriptor, el numero remitente era 966…. Y sus mensajes decían lo siguiente: dile al maldito pastor que no ore por ti, tú eres nuestra, lo vamos a matar. 666.

 

 Yo ya le había abierto las puertas al enemigo, así que fue por su segundo intento de quitarme la vida; esta vez, con una sobredosis de alcohol, esa noche convulsioné hasta perder el conocimiento por más de 10 horas, para despertarme y enterarme de una noticia que me dejaría hecha pedazos,  fui abusada sexualmente por un tío materno. Yo me sentía sucia, y vagaba por las calles sin rumbo y con lagrimas en mis ojos, sentía que no valía nada, así que pensamientos suicidas se apoderaron de mi mente, fue el  tercer intento de Satanás quitarme la vida, pero Dios nunca lo permitió, en el fondo, yo sabia que si lo hacia me iría al infierno y esa idea me aterraba. Mientras, Dios seguía llamándome, me hablaba por sueños y por medio de algunas personas, a las cuales bajo influencia demoniaca maldije.

 

Dios  seguía a mi lado, solo esperaba que yo clamara a EL.

 

Dios me libro de la muerte, me libro de ir a la cárcel, y aun así, lo seguía rechazando, y lo que hice fue consultarme con una santera palera mañongera, e hice un pacto con el diablo, supuestamente me iba a ayudar a dejar las drogas, me decía el enemigo,  se dio a conocer con el nombre de zarabanda, QUE MI SEÑOR JESUCRISTO LO REPRENDA A EL Y A SATANAS. Dios no permitió que esa santera me montara un muerto encima, a pesar de que yo rechazaba a Dios, el me protegía, y yo no quería reconocerlo, EL me daba su gran amor y misericordia, y yo, solo seguía renuente a su llamado.

 

Mi protección, decía yo, era armas blancas, pues siempre andaba con una pandilla, y el enemigo fue por su cuarto intento de quitarme la vida, esta vez, con una sobredosis de marihuana, la trampa del enemigo es que, nadie se ha muerto de una sobredosis de marihuana, pero es mentira, como todo lo que el dice, por eso Cristo lo llama, el padre de mentira. Pero, sobreviví a esa sobredosis, gracias a la misericordia de Dios.

 

Mi corazón estaba a punto de estallar, no comía alimento alguno porque las drogas me estaban destruyendo, perdí mi empleo, deje la universidad, me votaron de la residencia, mi único anhelo era drogarme cada vez mas, porque, el enemigo primero destruye tu vida, luego intenta quitarte lo único que te queda, tu alma.

 

El día Sábado 20 de Enero del 2009 aproximadamente a las 3pm, tuve una sobredosis de cocaína, pensé que ese seria el día de mi muerte, tuve un ataque cardiaco-respiratorio, convulsiones, perdía el conocimiento y volvía en si, así estuve por varias horas, pero cada ves que recuperaba el cocimiento clamaba a Dios, y el enemigo solo se burlaba de mi, pues estaba a punto de llevarme al infierno, pero Dios es TODOPODEROSO, y su amor y misericordia son INMENSOS, le dije a Dios: Dios mío, no quiero morirme, no quiero irme al infierno, ayúdame por favor, si tu me sacas de aquí, prometo servirte. Y Dios escucho mi suplica, me tomo en sus brazos, curo mis heridas, me lavo con su sangre, me dio nueva vida, y lleno el vacio que había en mi corazón, después de tanto buscar, al fin lo encontré, esa paz y ese amor incomparable que solo EL puede dar.

 

Y empecé mi proceso de restauración. Ingrese a un Centro de Rehabilitación, y aunque me escape, me fui a casa de mis padres, mis hermanos me rechazaron, mis padres me extendieron sus brazos, supere el síndrome de abstinencia, y  ahora tengo vida y salud gracias a mi Dios, la razón de mi existir, Dios me dio un cupo en la Universidad, me permitió ingresar al Ejercito, me dio un chico maravilloso, vida eterna para mi alma y todo lo que necesitaba.

 

Solo  vivo por Cristo, vivo, gracias a EL.

Por eso, si él Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

Juan 8.36

Pon tu vida en manos de Dios, y EL hará.


La decisión está en tus manos... 

Amigo(a) lector. Si hoy te pregunto ¿A dónde irá tu alma cuando partas de este mundo, cual sería tu respuesta?... Tal vez digas: Adonde Dios me mande....o, yo no le hago mal a nadie... iré al cielo.

 

Amigo(a)  Dios no envía a nadie a ningún sitioeres tu quien elijes tu destino, ante ti esta el camino del bien y del mal, tu elijes cual seguir. Dios te hace la invitación para entrar a su Reino, está en tus manos si decides aceptarlo.  En Apocalipsis 20:15 dice "Y aquel cuyo nombre no se encuentre escrito en el libro de la vida eterna, será lanzado al lago de fuego" 

Es necesario que sepas que cuando un ser humano parte de este mundo, su alma, que es eterna, irá al cielo o al lugar de tormento, según sea su elección. Hoy te presento la única salvación para tu alma, es aceptando a Cristo en tu corazón como tu Dios y Salvador.  En Juan 3:18 dice " El que cree en mi, que soy el Hijo de Dios tendrá vida eterna, pero el que no cree en mi ya su alma a sido condenada, y es precisamente por no haber creído en mi" Creer no es decir: Yo se que Dios existe... Creer es recibir a Cristo en tu corazón y vivir para agradarle a EL alejándote del pecado, es permitir que Dios a través de su Santo Espíritu more en tu vida y te haga digno de él.

 

Tal vez digas, ¿yo no cometo pecado? Yo no le hago mal a nadie. Hablemos sobre el pecado. ¿Qué significa esa palabra y por qué es importante saberlo? Significa errar el blanco. No sólo es hacer algo errado; es no hacer lo que sabemos que es correcto. El pecado es desobedecer la Ley de Dios, es rechazar caprichosamente la voluntad de Dios. Cuando tenemos mala conciencia con respecto a realizar alguna acción, y sin embargo la ejecutamos, eso es pecado.

 

Hagamos una pequeña prueba. Verifique la siguiente lista:

 

Comencemos con lo que la humanidad denomina pecados groseros: fornicación, adulterio, incesto, homosexualidad, zoofilia, asesinato e idolatría. Muchísimas personas dirían que no son culpables de alguna de estas cosas (hasta que recuerdan que Jesús dijo que el hombre que mira a una mujer con lujuria ha cometido adulterio y que aquel que odia a su hermano es un asesino).

 

Vayamos ahora a otra lista: borrachera, drogadicción, aborto, crueldad, brujería, maledicencia, y adicción a la pornografía. ¿Todavía mantiene su posición de total inocencia?

 

Si es así, entonces verifique lo siguiente: codicia, lujuria, envidia, celos, venganza, burlas, odio, orgullo, egoísmo, chisme, robo, palabras obscenas y con doble sentido, mentira, engaño, falta de respeto a los padres y al prójimo, promesas no cumplidas, e infidelidad. ¿Podría levantar su mano derecha y testificar bajo juramento que nunca ha cometido algunas de estas cosas? Si es así, haga una última verificación más. ¿Qué me dice de los pensamientos impuros? No tienes excusa… 

 

La aterradora verdad es que no eres una persona que ha pecado tan sólo una vez, sino que has hecho del pecado una práctica habitual. Pecas cada día en pensamiento, palabra y hechos. Si niegas esto te engañas a ti mismo y haces de Dios un mentiroso. Ningún pecador entrara al cielo a menos que le pida perdón a Dios y se aparte del mal. Dios es Santo y para entrar en su presencia hay que buscar ser como EL.

 

Hay una esperanza, y es recibirlo en tu corazón. Cristo te ama, esta dispuesto a perdonarte, llenarte de su amor y felicidad, EL te espera hoy con sus brazos abiertos para salvar tu alma y librarte del castigo eterno. Entrega tu vida a Dios.  El no quiere que sufras castigo eterno, por eso vino al mundo a morir en lugar nuestro para salvarnos y darnos vida eterna. 

 

Estamos viviendo tiempos peligrosos, los últimos días para esta humanidad, hay terremotos, guerras, conflictos económicos, decadencia moral y espiritual, y Dios castigara a todo el que le da la espalda para cometer pecado y no se arrepiente del mal. Pero antes de castigar al pecador, nos llevara a los que lo hemos aceptado en nuestro corazón a vivir en su presencia en el cielo.

 Sea que partas de este mundo (mueras) o aun estés vivo, cuando Cristo venga a buscar a sus hijos, debes estar preparado, tú no sabes cuándo te iras de aquí, y si aun no has aceptado a Cristo, Tu alma corre peligro.  La Biblia dice que el Hijo de Dios, volverá cuando menos lo esperen, no dejes que sea demasiado tarde, no esperes a comprobar que realmente si existía un infierno, no sabes si este sea el último día de tu vida aquí en la tierra, pero tu alma…. es eterna. ¿A dónde iras? 

Si este mensaje a impactado tu vida y deseas vivir eternamente, haz esta oración: 
"Señor Jesucristo hoy reconozco que solo tu puedes salvarme, perdona todos mis pecados, entra en mi corazón  e inscribe mi nombre en el libro de la vida,  séllame con tu Santo Espíritu y enséñame a vivir para agradarte, amén! 

Si hiciste esta oración, te invito a acercarte a una iglesia cristiana evangélica, la más cercana a tu residencia para que conozcas más  Dios y crezcas espiritualmente.

 

Reflexión:

La educación enseña al pecador, pero sólo lo transforma en un pecador educado.

La ciencia puede explorar el espacio exterior pero no puede cambiar la vida interior de una persona.

La filosofía es la sabiduría del hombre. Al final de su vida, el filósofo estadounidense Bertrand Russell dijo, “la filosofía ha demostrado ser una total decepción para mí”.

La psicología no puede explicar el comportamiento humano, mucho menos cambiarlo.

El materialismo puede colocar comida en el estómago, pero no puede salvar el alma.

La Reforma puede poner ropa nueva en una persona, pero no puede poner una persona nueva en sus ropas.

Es por eso que Jesús dijoTe es necesario nacer de nuevo. 

Mas el fruto del Espíritu Santo es: amor, gozo, paz, paciencia, bondad, fidelidad, dominio propio, mansedumbre, misericordia, perdón, respeto, tolerancia, buenos modales y todo lo bueno y agradable a Dios.

 

Recomendaciones:

“La Escritura nos ha sido dada por Dios y es útil para enseñarnos la verdad, hacernos comprender las faltas cometidas en la vida y ayudarnos a llevar una vida recta” 2 Timoteo 3:16 (LBAD)

 

¿Cómo puedo saber que la Biblia es verdad?

 · La evidencia histórica y por todo lo que existe.

· La evidencia de la consistencia a través de toda la Biblia.

· La evidencia de las vidas cambiadas.

  

¿Cómo edifico mi vida sobre la verdad?

 I. Oyendo la Palabra de Dios “Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo.” Romanos 10:17 (NVI)

 II. Leyendo la Palabra de Dios “¡Dios bendiga a quien lea en público este mensaje! ¡Y bendiga también a los que lo escuchen y lo obedezcan! ¡Ya viene el día en que Dios cumplirá todo lo que se anuncia en este libro!” Apocalipsis 1:3

 II. Memorizando la Palabra de Dios

“Guarda mis mandamientos y vivirás, Y mi ley como las niñas de tus ojos. Lígalos a tus dedos; Escríbelos en la tabla de tu corazón.” Proverbios 7:2-3 (RV) para no pecar  Salmo 119:11 (BLS)

 V. Meditando en la Palabra de Dios “Dios bendice a quienes aman su palabra y alegres la meditan día y noche. ¡Todo lo que hacen les sale bien!” Salmo 1:2-3 (BLS)

 VI. Aplicando la Palabra de Dios “¡Obedezcan el mensaje de Dios! Si sólo lo escuchan y no lo obedecen, se engañan a ustedes mismos y les sucederá lo mismo que a quien se mira en un espejo: tan pronto como se va, se olvida de cómo era.” Santiago 1:22-24 (BLS) “Si entienden estas cosas, háganlas, y así Dios los bendecirá.” Juan 13:17 (BLS)

 

Dios te bendiga.

Escrito por: dearfloar

Escrito por Contralobos

Etiquetado en #Testimonios - Arrepentimiento

Repost 0
Comentar este post

elías 05/14/2012 23:17

hola Delia flores: por tu testimonio puedo ver que realmente naciste de nuevo, ahora eres mi hermana en Cristo, y te deseo muchas bendiciones y creo que te conoceré en el cielo. sigue adelante con
tu testimonio, la biblia dice que el que tiene el testimonio de Jesús, tiene el espíritu de profecía (apocalipsis 19-10).

Jose Armando Chacon 05/11/2012 12:58

Cuando estás en el mundo no eres enemigo de satanás,no te puede matar,estás muerta,no te puede robar,no tienes nada, no te puede destruir,ya estás destruido.Eso lo dijo el Señor al pueblo de
Israel, al Judío como pueblo de Dios,cuando estás en el Señor entonces si tratara.