Luis Urzúa, desde Portugal: "El minero número 34 fue Dios"

Publicado en 6 Diciembre 2010

"Los 33 de Atacama" siguen de gira por el mundo. El jefe de turno dio emotivas declaraciones en su paso por Lisboa.

 

http://estocolmo.se/img_download/Luis_urzua_san_jose.jpg

 

LISBOA.- Uno de los líderes de los 33 mineros rescatados de la mina San José, aseguró hoy en Portugal que la "verdad" fue el factor de resistencia y unión en la odisea.

"La parte fundamental de la vida es decir la verdad", afirmó hoy varias veces en Lisboa Luis Urzúa, el último de los 33 mineros en ser retirado del yacimiento ubicado a unos 30 kilómetros al noroeste de la ciudad de Copiapó, el pasado 13 de octubre.

Urzúa, de 54 años de edad, visitó la capital de Portugal a invitación de un fabricante luso de cerveza, para que hablara sobre las experiencias hechas durante los días que estuvo atrapado y sobre la importancia del "trabajo en equipo".

Durante la odisea que vivieron los mineros, "todo era conversado, debatido, se hablaba con la verdad. La verdad mata muchas mentiras", señaló Urzúa.

Tras el derrumbe de la mina, el 5 de agosto, "lo primero que les transmití a mis compañeros fue que la verdad dentro de un grupo es fundamental para superar las dificultades", reveló Urzúa.

 

http://www.lexpress.fr/medias/1086/556309_luis-urzua-iribarren-one-of-the-33-miners-trapped-in-a-copper-and-gold-mine-in-copiapo.jpg

 

El minero agregó que la parte espiritual también fue muy importante y que ésta nunca abandonó a sus compañeros, ayudando a "transformar el miedo en una acción de fé".
"La mano de Dios estuvo en esto. El minero número 34 fue Dios", afirmó con toda convicción.

Urzúa dijo asimismo que interpreta la exitosa operación de rescate, uno de los eventos con mayor cobertura mediática de todos los tiempos, como una "resurrección".

Sin emocionarse externamente, recordó que los hombres atrapados tuvieron que soportar una humedad constante de alrededor del 90 por ciento, que se alimentaron durante 17 días de dos cucharas de atún, una galleta y medio vaso de leche por día y que en el interior de la mina, "el silencio era absoluto".

Las preguntas de los participantes de la conferencia dictada por Urzúa se centraron mayoritariamente en los posibles conflictos entre los hombres atrapados. El chileno eludió algunas de estas preguntas, pero dio a entender que en este sentido no se registraron situaciones demasiado graves.

"Pero en el día a día siempre hay conflictos entre las personas, y estos tienen que ser resueltos", admitió.

Urzúa asegura que no volverá a trabajar bajo tierra, pero no por decisión propia. "Mi mujer no me deja", explicó.

 

fuente: http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=451271

Escrito por CONTRALOBOS

Etiquetado en #33 Mineros en Chile - El Milagro de Dios

Repost 0
Comentar este post