Europa: Estudio demuestra que las personas materialistas son más infelices

Publicado en 6 Junio 2013

Publicado el 6 de Junio de 2013

amor-al-dinero.jpg

 

Hola amigos del Blog Contralobos, les comparto este estudio que confirma lo que por mucho tiempo hemos venido diciendo, en esta lucha contra el consumismo, capitalismo y estilo de vida sin sentido de esta sociedad que corre sin sentido y con un afán desmedido pisoteándose unos con otros para alcanzar un mejor auto o una mejor casa, en una competencia con el vecino o con el prójimo, pero se nos ha olvidado que la vida no consiste en lujos ni en bienes materiales sino en hallar la verdadera paz con Dios por medio de su hijo Jesucristo, bien nos haría recordar las palabras de la Biblia que nos aconsejan acerca de este tema: 

 

<< 1 Timoteo 6:10 >>

"Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores."

 

Lean este artículo que nos hará pensar mucho...

 

Atte. Contralobos



 

/ Agencia Uno/ Agencia Uno

Se ha demostrado que las personas más materialistas son más depresivas, más ansiosas, más enfermas físicamente, menos productivas, y en definitiva, menos felices con sus vidas.

 

 

En Julio del 2011, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) dio a conocer su estudio titulado “Bienestar infantil en Reino Unido, España y Suecia: el rol de las inequidades y el materialismo”.

¿Qué los hace felices? – se preguntó a los pequeños. Consistentemente, los niños – de 8 a 12 años –respondieron que su felicidad dependía fundamentalmente del tiempo con la familia, de sus amistades, y de la cantidad de actividades que pudiesen realizar – especialmente al aire libre. Sin embargo, lo notorio de los resultados radica en la falta de conexión entre lo que los niños dijeron necesitar y lo que sus padres creen que necesitan. Por ejemplo, los adultos de Reino Unido declararon sentirse tremendamente presionados por la “sociedad” para comprarles cosas materiales a sus hijos y así poder “hacerlos” felices. Presión incluso mayor en los estratos más pobres de la población. Además, fueron estos mismos adultos quienes plantearon que la forma que habían encontrado para “reemplazar” el poco tiempo que pasaban con sus hijos era nuevamente a través de la compra.

Absurdo!

La cultura de consumo de Reino Unido contrasta fuertemente con Suecia y España, países donde se le otorga una gran importancia a la familia y una importancia bastante menor al “consumismo”. En estos dos últimos países – revela el informe – las familias pueden dedicar significativamente más tiempo a disfrutar la vida en familia. No es raro entonces que Suecia tienda a presentar consistentemente, año a año, uno de los mayores niveles de felicidad del mundo.

Pero lo de Suecia no es magia. Desde hace algún tiempo, la publicidad comercial está prohibida antes y durante programas enfocados a niños. Esto, dado que ha quedado demostrado en las más prestigiosas revistas científicas del mundo que el materialismo – la idea de que las cosas que puedes comprar o tener son lo que realmente importa en la vida – genera efectos desastrosos en la vida de las personas, y especialmente en los más pequeños. Sólo a modo de ejemplo, se ha demostrado que las personas más materialistas son más depresivas, más ansiosas, más enfermas físicamente, menos productivas, y en definitiva, menos felices con sus vidas.

Diversas naciones han pensando sumarse a la iniciativa sueca. El camino no es fácil, pues muchos detractores han argumentado a favor de las “libertades individuales”. Sin embargo, ¿qué tan libre para decidir es un pequeño que se ve enfrentado día a día a cientos de mensajes publicitarios materialistas que le moldean la forma de entender el mundo? Sin duda, libertad tienen muy poca.

El reporte de la UNICEF viene a confirmar que nuestra cultura de consumo está enfermando cada vez más a nuestra sociedad. Reino Unido posee uno de los niveles de materialismo más altos en el mundo, y al mismo tiempo uno de los niveles de felicidad infantil más bajos de los países ricos. Los datos ya no son una simple coincidencia.

¿Y Chile?

Hace muy pocas semanas se lanzó en nuestro país el “Primer Estudio de Calidad de Vida y Bienestar Subjetivo en la Infancia” auspiciado también por la UNICEF. Sorprendentemente, tal como lo dan a conocer diversas entrevistas realizadas a sus autores a Juan Carlos Oyanedel y Jaime Alfaro, la felicidad infantil para los niños de Chile estaría asociada fuertemente a las posesiones materiales.

Los datos son tremendamente reveladores. No sólo los adultos serían altamente materialistas en nuestro país, sino que desgraciadamente también los niños. A diferencia del Reino Unido, nuestros pequeños ya habrían recibido los efectos nocivos de la cultura de consumo, efectos que estarían hipotecando fuertemente el bienestar psicológico de las futuras generaciones en Chile.

¿Es esta la sociedad que queremos construir? ¿Niños que crezcan pensando que el dinero, las posesiones, la fama y el consumo es lo importante en la vida? Sin duda que no. Por lo mismo, el camino que nos queda es claro: prohibir definitivamente la publicidad infantil. La evidencia es irrefutable, pues los datos, como diría Schwenke & Nilo, han sido redactados con datos de la UNICEF.

 

 

Fuente:

http://www.eldinamo.cl/blog/con-datos-de-la-unicef/

Escrito por Contralobos

Etiquetado en #Historia - Ciencias. Sociedad - Cultura y Política

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post