China: Iglesia subterránea sale del anonimato / Video

Publicado en 18 Noviembre 2012

De uno de los regímenes más represivos del mundo, sale un canto de alabanza. Conozca porqué estas casas-iglesia ministran abiertamente...

Durante décadas enfrentaron arrestos, torturas y muerte debido a su fe. Hoy los cristianos chinos son más valientes al compartir sus creencias abiertamente. Ahora, una de las iglesias subterráneas más grandes de Beijing ha decidido salir del anonimato.

Un reciente domingo en la mañana, a unas cuadras del distrito financiero de Beijing, cientos de cristianos se reúnen para alabar a Dios.

Jin Tian Ming, pastorea la Iglesia Shou Wang, una de las mayores iglesias subterráneas en Beijing. Por primera vez desde que fundó la iglesia, hace 17 años, abre el servicio a las cámaras: "20 años atrás jamás le hubiéramos permitido filmar nuestra reunión, pero China está cambiando y la iglesia también".

"Alabamos en secreto por años. Estábamos esparcidos por la ciudad reuniéndonos en casas de diferentes personas", dice Tian.

Saliendo del anonimato

Luego, hace un par de años, la iglesia decidió salir del anonimato. Rentaron espacio en un pequeño edificio y empezaron a reunirse ahí. Liu Guan, anciano de la iglesia comenta: "Juntamos a todas las pequeñas casas-iglesia en un sólo lugar, aunque era un gran riesgo, pero fue un primer paso importante. Dios llamó a nuestra iglesia a ser una luz en lo alto del monte. Para serlo, debíamos abrirnos".

Así comenzaron a invitar a no creyentes a las reuniones y la iglesia empezó a crecer. Ahora unas mil personas asisten regularmente al servicio semanal y a menudo falta espacio.

"En la iglesia se reúnen muchos cristianos que tienen mucha pasión. Que quieren ser buenos testigos a la sociedad ", dice Guan.

Una vez al mes los miembros salen a la comunidad a distribuir alimentos y ropa.

"Hay mucha necesidad en esta ciudad. Dios nos llama a jugar un rol como iglesia de alcanzar a quienes nunca han oído del amor de Cristo", comenta Ping Shou, Miembro de la Iglesia Shou Wang.

Un proselitismo tan abierto aún es prohibido en China. Técnicamente ésta es una reunión ilegal, pues la iglesia no está registrada con el gobierno, ni es parte de las iglesias autorizadas por el estado. Pero las autoridades se han hecho de la vista ciega.

Es un resabio de la revolución cultural cuando las autoridades quemaban iglesias, templos y mezquitas. Pastores y cristianos eran rutinariamente arrestados y etiquetados como contra-revolucionarios.

Creciente cristianismo en hogares chinos

Hoy datos del gobierno chino y sondeos internacionales, reportan que millones de chinos se están acercando a religiones como el cristianismo, budismo, taoísmo e Islam. Pero el cristianismo experimenta el mayor crecimiento.

Tratar de obtener cifras precisas del número de cristianos en China es muy difícil, pero claramente son parte de la sociedad cotidiana. Cada vez más cristianos, especialmente los que forman parte de la llamada ‘Iglesia subterránea’, salen del anonimato.

Recientemente la iglesia Shou Wang hizo algo impensable en décadas pasadas – comenzaron a tener conversaciones secretas con autoridades de gobierno en Beijing, incluyendo a miembros del consejo de seguridad de la ciudad.

Desde nuestra perspectiva estamos progresando y nuestro diálogo con ellos está mejorando cada vez”.

Pero esta iglesia ha enfrentado desafíos. Hace dos años, buscaban un nuevo local debido a su rápido crecimiento. Ellos encontraron un local, negociaron un precio con el propietario y el propietario aceptó, ellos le pagaron, pero luego las autoridades comenzaron a presionar al dueño.

“El gobierno no quería que nos mudáramos a este nuevo local así que empezaron a acosar al dueño para que no vendiera”, dice Tian.

El primero de noviembre de 2009, en medio de una fuerte nevada y sin lugar donde reunirse, 500 miembros de la iglesia se reunieron en un parque para alabar a Dios y protestar por la medida del gobierno.

“Queríamos que supieran que nuestro fin era reunirnos en algún sitio. Habíamos hallado lugar y no queríamos volver a reunirnos en secreto. Así que estuvimos dispuestos a reunirnos en público, fue una movida valiente”, agrega Tian.

El gobierno no iba a permitir eso. Así que en vez de rodearlos y mandarlos a la cárcel, las autoridades pidieron a los líderes de la iglesia volver a reunirse bajo techo. Y ellos aceptaron.

Encontrar un lugar apropiado en corto tiempo fue difícil. Pero sorprendentemente el gobierno cedió y ofreció a la iglesia un espacio en este edificio: un teatro operado y propiedad del poderoso ejército de liberación del pueblo.

Liu Gan dice que fue un gesto significativo que él y muchos otros esperan allane el camino para que las iglesias-casa chinas sean reconocidas legalmente.

Si desea reproducir esta noticia, por favor dé el crédito a www.MundoCristiano.tv

Escrito por Contralobos

Etiquetado en #Iglesia Perseguida

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post