EL DIA EN QUE UN PASTOR EVANGELICO QUISO SER PRESIDENTE DE CHILE

Publicado en 27 Diciembre 2009

27 de Diciembre de 2009

salvador-pino-bustos.jpg

 

HOLA AMIGOS, QUISERA COMPARTIR UN NOTICIA ANTIGUA, PERO RELEVANTE EN CUANTO A RELACION POLITICA-RELIGION, QUE SIEMPRE ES POLEMICA Y CONFUSA, RECUERDO QUE EN MI PAIS (CHILE) HACE 10 AÑOS UN FAMOSO "OBISPO" LE DIJO A MUCHOS INCAUTOS "CRISTIANITOS" QUE DIOS LE HABIA "MANDADO" POSTULARSE A LA PRESIDENCIA, ¿PARA QUE? PARA HACER EL RIDICULO ME IMAGINO, PORQUE MUCHOS VOTOS NO SACO, BUENO, PARA HACER LA HISTORIA CORTA, LE FALTO "PINO" AL PASTOR PARA LLEGAR A LA MONEDA, FUE OTRA DERROTA MAS PARA LOS PASTORES QUE HAN TRATADO DE METERSE EN LA POLITICA, LA PREGUNTA QUE YO ME HAGO ES: ¿MINTIO DIOS? SAQUEN SUS PROPIAS CONCLUSIONES Y LEAN ESTA NOTICIA QUE LES DEJA UN GRAN LECCION A LOS PASTORES CON ASPIRACIONES POLITICAS.

BENDICIONES
CONTRALOBOS




Domingo 15 de Agosto de 1999

¡A Ponerle Pino! La Carrera Presidencial del Pastor Evangélico



No cuenta con batucadas, zanquistas ni personajes de la política y de la farándula. Sí, con ese fervor evangélico típico de quienes practican esta fe. Salvador Pino Bustos. Obispo y pastor, quien dice haber tomado la decisión de candidatearse debido a una inspiración muy fuerte, casi carismática. Amén.

Por MARIELA HERRERA MUZIO

"¡Con Cristo presente, Pino presidente! ¡Con Cristo presente, Pino presidente!", era el grito que se escuchaba a coro mezclado con aleluyas, glorias y bendiciones por doquier a todos los "hermanos".

Esto ocurría el jueves pasado - luego de la inscripción de Salvador Pino- cuando una multitud de más de 500 personas avanzaba, cual peregrinación religiosa, por las céntricas calles de Santiago, tantas veces testigos de predicadores evangélicos que congregan gente a su alrededor mientras ellos, con un tono exitado transmiten, Biblia en mano, "la palabra del Señor".

De esta forma, comenzaba una candidatura que, por cierto, no ha sido para nada típica.

Porque el nuevo presidenciable Salvador Pino Bustos - pastor, presidente y obispo de la Corporación Iglesia Evangélica Misionera Pentecostal y creador de su brazo evangelístico: "Restauración 2000"- si bien habla y promete como político- se sale de la norma al plantear una candidatura basada en una "inspiración divina, carismática", como él mismo la define.

Y en ese sentido, sus seguidores no se quedan atrás.

"Yo no estoy apoyando al pastor, estoy apoyando a Dios", dice categóricamente una joven enfervorizada dentro del gentío que cambió las consignas políticas por las religiosas, donde un simple gracias o un hasta luego es devuelto con un insistente "bendiciones, hermana, bendiciones".

Y avanzaba la columna de seguidores evangélicos que, al contrario de otras candidaturas, más que recibir muestras de rechazo por parte de los transeúntes, eran observados con sorpresa. Algunos porque definitivamente no tenían idea de lo que pasaba o simplemente se entretenían viendo esta caravana humana que cada cierto rato adquiría tintes de una gran fiesta de alianza de colegio, ya que en esta campaña, si bien no hubo zanquistas ni las archimanoseadas batucadas, sí estuvieron presentes chillones pitos, plumeros, globos de todos los colores, chapitas y letreros - que no alcanzaban a entrar en la categoría de pancarta- escritos a pulso.

Quienes se asomaban por las ventanas de los edificios de calle Huérfanos recibían un "¡Jesús te ama!" a todo pulmón por parte de un seguidor de Pino que miraba y miraba para arriba como esperando ver aparecer a otro curioso oficinista para lanzarle su bendición. Porque en vez de gritar que votaran por su candidato, se veían felices repartiendo glorias y aleluyas.

Pino, encabezando la columna iba muy bien resguardado - quizás exageradamente- por hombres de seguridad que sobre su terno tenían una identificación de "Orden", un audífono en el oído y asomando del bolsillo... una Biblia.

Su hija y su esposa lo acompañaban, además de un grupo de pastores, quienes forman parte de su singular comando.

El obispo Pino

Buscando y rebuscando el termino adecuado - muchas veces sin éxito- para explicar una simple idea y pronunciando cuanta "ese" tengan las palabras - incluso las que no la llevan- el pastor Pino inmediatamente recuerda la ya clásica pronunciación del animador Enrique Maluenda, poniéndole énfasis y pausas a su discurso de cuando en cuando, emocionándose hasta hacer pensar que las lágrimas no demorarán en aparecer y ocupando todo un tratamiento ceremonioso ante cualquier pregunta por simple que ésta sea, como por ejemplo, dónde nació: "Soy de una ciudad que está a 20 kilómetros de Santiago, hacia el sur... San Bernardo".

Y es con ese estilo que Salvador Pino Bustos (55) ha cautivado a cientos de personas que lo siguen a través de su programa de radio, de televisión o en los cultos que realiza en uno de los templos de Restauración 2000, ubicado en Irarrázaval con Vicuña Mackenna.

Pero este fervor evangélico no estuvo siempre en su vida.

Cuenta que fue a los 19 años de edad que comenzó a practicar esta fe. En ese entonces, pasaba por un difícil momento en su vida que lo había llevado incluso al borde, literalmente, del suicidio.

"Vivía a una cuadra de la estación de San Bernardo, estaba en el andén listo para tirarme, mi voluntad era manejada por una voz diabólica que me decía que me matara. Hasta que escuché a unos hermanos evangélicos que estaban detrás de mí con altoparlantes. La voz de ese predicador me detuvo y volví a la realidad".

Continúa emocionado el relato: "Los seguí hasta la iglesia evangélica y ahí experimenté lo más sorprendente que cambió mis emociones y esa misma noche tuve el encuentro con el Señor en mi hogar".

En esta fe conoció a su esposa, la pastora Edulia San Martín, con quien tuvo tres hijos: Jaime (ingeniero de la Universidad de Chile, fallecido hace tres años en un accidente automovilístico), Kelly (concejala de San Bernardo, casada y madre de dos hijas, Romané y Tiare) y Marcelo (pastor, administra dos iglesias, en Puente Alto y San Bernardo).

Fue en el año '81 en que comenzó a dedicarse por completo al ministerio . Lo que derivó en una amplia participación en las comunicaciones.

Y ahora, en la carrera presidencial.

¿Cuál es la idea, pastor?

Su cara morena, redonda y una sonrisa constante hacen juego con un riguroso terno oscuro. Mientras que su corbata y pañuelo amarillo se preocupan de combinar con su pulsera y anillo de oro que lleva en su mano derecha.

De trato afable, no se aproblema en reconocer su origen humilde.

De hecho, lo que ha experimentado en su vida lo llevó, según él, a postularse para la Presidencia de la república.

"El señor Lagos dice venir de la clase media, bueno yo vengo de más abajo. No necesito ponerme casco de minero para conocer las necesidades de la gente. Y hace años que llevo recorriendo Chile y conozco mi país", afirma con un fuerte tono el candidato Pino.

Por eso y con el ejemplo de la religión, justifica su candidatura.

"Si a nosotros los evangélicos nos han discriminado siendo la segunda fuerza religiosa del país, qué le queda individualmente a nuestros ciudadanos", se cuestiona el pastor y es ésa la raíz de una candidatura con tintes de cruzada, de misión venida del más allá.

Si hasta los banderines de la campaña descolocan a cualquiera. Porque entre los "Salvador Pino: la fuerza de lo nuevo", los de índole religiosa tenían la preferencia en la marcha que le siguió a la inscripción. Los "Cristo vive y hoy hablé con El" hacían nata en el lugar.

Y al igual que los banderines el discurso del atípico candidato no se separa de este tono. "Primero que todo, está la sanidad de nuestro país. Nuestro país está enfermo y los síntomas son la violencia, la corrupción y el odio. Nuestro país está necesitando una salida espiritual. El hombre ya no teme a Dios, ya no teme a los hombres ni a las leyes", predica-comenta el pastor-candidato.

No tiene sede para su candidatura, aún no cuenta con un completo programa de gobierno.Y tampoco goza del apoyo total de la iglesia evangélica (que representa aproximadamente un millón de votos) - de hecho ha sido fuertemente criticado por otros líderes evangélicos- .

Pero sí tiene comando, más bien, un seudocomando. Incluso, prefieren no llamarlo así y lo bautizaron como Comité de Referencia Pastoral, compuesto en su mayoría por... pastores. Dentro de la lista está el pastor Fernando Chaparro (dueño de radio Corporación y Portales), el pastor Rubén Sáez (propietario de la red de radio Armonía), el pastor Italo Frígoli (dueño del club deportivo Hosanna) y el pastor Enrique Vilches (el famoso importador de oro y dueño de la cadena de joyerías Barón).

Además de este grupo de apoyo, Salvador Pino Bustos cuenta con un fuerte aliado: el espectro radial, donde los evangélicos día a día ganan terreno.

El pastor suena fuerte

- Son las 7 con 24 minutos, ¡falta usted herrrrrmano-y-herrrrrmana! ¡Estamos haciendo nuestra una gran responsabilidad!

- La trompeta nos indica que tenemos otro llamado.

- Buenos días, pastor.

- Buenos días, muchas bendiciones.

- Uuuuy, estoy eufórica de haberme comunicado con usted. Yo represento a un consultorio y espero que nos visite cuando sea nuestro presidente, muchas felicidades. Más tarde voy a pasar a dar mi aporte, pastor.

- Gracias, hermana, bendiciones.

Esta es la comunicación que se da todas las mañanas en Radio Corporación con el pastor Pino y su Restauración 2000. Pero en el último tiempo ha tomado un color distinto más acorde con la reciente campaña presidencial. Además de la prédica diaria están de lleno en la candidatura.

En la sala de controles, tres personas: una radiocontroladora y dos hombres (con sus petos con el nombre del candidato) encargados de recibir los llamados y anotar en un cuaderno universitario la cantidad de los aportes de los hermanos y hermanas radioescuchas.

El pastor Pino se va enterando de los montos gracias a gestos que le hacen a través del vidrio. De acuerdo con esto va regulando su ánimo para llamar a sus seguidores.

Habla de la candidatura, del mundo evangélico, del Señor, de la presencia de la Iglesia en el mundo cívico. Y a veces lo hace tan rápido que las palabras se le agolpan. Pero no importa, él sigue, con los ojos cerrados, una parca y un tazón de café para capear el frío de la mañana.

Y no se demora en decirles a los auditores que un medio de comunicación los está observando "¡para que vean cómo es el pueblo evangélico!".

- Buenos días, pastor. Que el Señor lo bendiga, pero en gran manera.

- Amén.

- Quería decirle que Dios está con usted. Yo estoy saludando a mi presidente, al presidente de la república. Pastor, un abrazo grande (se emociona y continúa la señora con voz entrecortada) y bueno... que la hermana periodista se ponga como corresponde (risas en el estudio con un aire de "no se preocupe, no le haga caso").

- Dios la bendiga, buenos días.

Y cuando el llamado de una señora que aporta cien mil pesos causa euforia en el estudio dice la hermana Margarita (quien le lleva la agenda de actividades a Pino y participa en el programa) "...¡Y cayó un muro, vamos al próximo!".

¿Un muro? Esta incógnita se resuelve rápido cuando la hermana explica: "Usamos una base bíblica de cuando el pueblo de Israel rodeó los muros de Jericó y después de siete vueltas pegó un tremendo grito y esos muros cayeron, lo hemos ocupado simbólicamente".

Claro, porque los muros que están derribando cada mañana son de ¡cien mil pesos! ¡Aleluya!

Palabra de Obispo

ES uno de los candidatos menos conocidos de esta carrera presidencial. Por lo tanto, esta es la oportuniad de conocer las opiniones de Salvador Pino sobre temas de actualidad.

Apoyo en una eventual segunda vuelta.

- Tendremos que ver nuestra identificación con los candidatos y dentro de eso está nuestra fe, sólo una persona creyente en Dios actúa con temor, lo reverencia. Nos preguntaremos, ¿tendrá estos valores el señor Lagos? ¿Tendrá el señor Lavín estos valores espirituales?

Mesa de diálogo sobre los derechos humanos.

- Yo pido que se pueda llegar a la verdad, porque habiendo verdad automáticamente viene la justicia. Espero en Dios que las conversaciones que está llevando el señor ministro (de Defensa, Edmundo Pérez Yoma) tengan buenos resultados.

- Que ambos sectores se ablanden, militares y familiares de los detenidos desaparecidos.

Ley de Amnistía.

- Ya no estamos hablando de información escondida, ya salió todo a la luz. Se habla de la Caravana de la Muerte, de que algunos cuerpos fueron arrojados al mar, tenemos tanta información. El país quiere saber la verdad, y si hay algo en donde tenga que actuar la justicia, tendrá que hacerlo.

Detención del senador Pinochet.

- El Presidente Fei no debió haber dejado que nos vinieran a faltar el respeto en nuestra soberanía, yo no permitiría que mi vecino viniera a ordenarme la casa. No, yo soy el dueño de casa y tengo autoridad para actuar y poner las cosas en su lugar.

Acuerdo gobierno-mapuches.

- No lo entiendo completamente, no lo he estudiado, nuestra candidatura tiene poco tiempo. Pero sí tengo un pensamiento muy claro sobre el pueblo mapuche, no sé cuáles fueron las fórmulas del pacto, pero sé que ha llegado el momento de los discriminados en nuestro país.

Medidas contra el desempleo.

- El Presidente de la República debiera elevar un proyecto urgente y enviarlo a todos los gobiernos municipales de Chile, con un plan económico para que cada municipalidad absorbiera la cesantía por regiones.

Ley de culto.

- Estamos felices, queremos agradecer a mucha gente, al Senado, a la Cámara de Diputados y ahora estamos esperando que el Presidente la firme.

FUENTE:
http://diario.elmercurio.cl/detalle/index.asp?id={6b61a694-3187-4fe2-9a47-387d5e8f7db6}

Escrito por CESAR ANGELO

Etiquetado en #Iglesia y Política

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

Pablo Ordenes Araya 12/20/2012 06:18

notable articulo, lo recuerdo como a casi imposición dentro del pueblo evangélico.

Contralobos 12/20/2012 06:27



jajaja, así es.



Naty 12/17/2010 19:43


Yo soy cristiana evangélica y sinseramente no me gusta mucho la idea de que la religión se meta en la política,"a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César"no???En mi país,Argentina,si
bien se dice laico porque permite la libertad de culto,no se puede ser presidente si uno no es católico,la verdad me parece una locura;hay que comprender que en este mundo vemos cada cosa,y bueno
con la cabeza bien abierta y despejada para no caer en las artimañas de ningun chanta,ya sea católico,evangélico,mormón o lo que fuera.