Sunday 3 january 2010 7 03 /01 /Ene /2010 01:31

Alberto Rivera

Ex Cura y Obispo Jesuita

alberto rivera

Este escrito está basado en la historia verídica contada por el propio Dr. Alberto Rivera, (”Alberto” Chick Publications, vol. 12). Alberto nació en España a una familia Católica. A la edad de siete años fue llevado al seminario por su madre y el sacerdote Católico Romano “Padre” Abraham. Alberto estaba entusiasmado por ir al seminario puesto que había sido preparado mentalmente para ello por sus padres. Inclusive cuando estaba llegando al seminario dijo que ese era uno de los momentos más felices de su vida.


Al llegar al seminario el cura Abraham lo bautizó y le dijo que era una gran alegría entrarlo por las puertas del seminario. Pero algo sucedió cuando él estaba entrando por la puerta. Alberto sintió algo que lo hizo rehusar querer quedarse allí, estaba aterrorizado, pero la madre, sin entender esto, lo obligó a quedarse.


Al cabo de dos años de estar en el seminario, Alberto recibió la visita de tres mujeres que lo venían a buscar porque su madre estaba muy enferma, de hecho agonizando. Las mujeres, su abuela y dos tías, insistieron en llevarse a Alberto, ya que el rector del seminario ponía objeciones para dejarlo ir. En este momento Alberto se aterrorizó por ir a su casa a ver a su agonizante madre, no quería ir, ya le habían lavado el cerebro, como hacen de costumbre en los seminarios Católicos Jesuitas bajo una intensa enseñanza satánica y Alberto había cambiado completamente.


Al ver que la situación era apremiante, el rector le preguntó a Alberto si el propósito de estar allí no era para asumir los “más sagrados votos” y el más importante era el de obediencia. Entonces el rector le ordenó ir a su casa a ver a su madre, y él obedeció.


Cuando Alberto llegó a su casa para ver a su madre por última vez, se la encontró tendida en la cama al borde de la muerte. Ella estaba teniendo alucinaciones y no estaba bajo ningún tratamiento con drogas. Ella veía cosas horribles, gente en un fuego, monstruos horribles que venían por ella. Cuando Alberto le dijo al “Padre” Abraham que si él no podía hacer algo por su madre, él le respondió que su madre no sólo había recibido los “sacramentos”, sino que también una “indulgencia especial del Papa”, una misa alta también había sido dedicada a ella y le había dado el “último sacramento de la extremaunción.” Esto es precisamente lo que les sucede a los Católicos Romanos que aman a un hombre como dios en la tierra, el Papa. Mueren sin el Salvador del mundo en su corazón, Yahshúa, después de una vida de creencias en demonios enseñada por la Ramera de Roma.


Teresa Romera Rivera murió a la edad de 33 años y esto marcó la vida de Alberto Rivera. Alberto regresó al seminario y se decía a sí mismo: “el “Padre” Abraham tiene que ser un mentiroso, todo es una mentira, los sacramentos no ayudaron a mi madre, la iglesia no la ayudó cuando ella necesitó ayuda y consuelo, me siento muerto.” Entonces arrodillado al pie de la tumba de su madre, Alberto pronunció estas palabras: “Mamá, si yo me convierto en un cura, entonces quizás encuentre las respuestas y tendré la verdad.”


Alberto sí encontró la verdad sobre la iglesia Católica Romana, sus abominaciones y él se convenció que la Iglesia Católica Romana es la Gran Ramera del libro de Revelación (Apocalipsis). Lo primero que lo estremeció fue la muerte de su queridísima madre. Ella era completamente devota a la Iglesia y nunca cuestionó sus enseñanzas, porque ella confiaba en sus curas.


El próximo evento que lo afligió profundamente sucedió en el seminario tarde en la noche. ¡¡¡Ya Alberto se había ido a dormir cuando alguien se metió en su cama y comenzó a besarlo!!! Sucedió que fue el rector del seminario, y Alberto le pegó tremendo puñetazo en la nariz. Cuando el otro cura llegó al cuarto para ver cuál era el escándalo, en vez de reprender al rector, hizo que Alberto se arrodillara y confesara su “pecado”; esto dejó perplejo a Alberto, comentando que el rector había sido quien se había trepado en su cama y que él no había hecho nada malo, y preguntado que cuál había sido su pecado, el cura le respondió: “¡Tu pecado, Alberto, fue…que él te ofreció su amor y éste era el amor de Dios [sic], y tú lo rechazaste!”


Alberto se quedó consternado pensando: “para mi asombro, el homosexual no fue ni siquiera cuestionado.” “Mientras transcurrió el tiempo yo descubrí que la homosexualidad era una práctica común desde los curas hasta los Cardenales más allegados al Papa. El hecho de que la institución Católica Romana no permite el matrimonio a los curas y monjas causa tremendos problemas. Cuando yo estaba en el confesional, muchas monjas confesaban haber practicado lesbianismo y otras muchas confesaban aventuras amorosas con los curas. Esto provocaba que muchas monjas cayeran embarazadas y entonces cuando daban a luz mataban a las criaturas y la enterraban en túneles alrededor de los conventos para esconder el escándalo. Muchas de estás tumbas han sido descubiertas en España y el mundo. En 1932 se descubrió en Madrid, en 1934 también sucedió en Sevilla, y otra en la región Vasca del norte de España. Los gobiernos del presidente Aznar y de Manuel Azana demandaron que una investigación nacional fuera hecha en todos los monasterios y conventos Católicos Romanos, en los colegios y edificios de las iglesias. Muchas más tales tumbas fueron encontradas en España y Roma. En 1936 los Católicos de España estaban indignados y atacaron y destruyeron muchos edificios católicos donde existían estos túneles. Los médicos del gobierno examinaron estos cuerpos de las criaturas y reportaron que en la mayoría de los casos la causa de muerte había sido asfixia. A la luz de esto, ¿no es extraño que la institución Católica Romana esté en contra del aborto?” Delante de las cámaras de TV sí lo están, pero en el Vaticanus beben champán.


Estos hechos han salido en la prensa y se han hecho películas de ello, pero, a pesar de esto muchos Católicos Romanos rehúsan creer que esto sucede en su religión. Ahora tenemos el testimonio del Dr. Alberto Rivera, un hombre que fue sacerdote y Obispo Jesuita, cuando se percató de todas las abominaciones salió del Catolicismo y declaró al mundo entero su testimonio, por esto trataron de matarlo infinidad de veces, hasta que lo consiguieron con la “Copa Envenenada,” tal como los Jesuitas juran en su juramento de iniciación, como veremos más adelante.


Alberto afirma: “Sin el sacerdocio católico, no habría institución Católica Romana. Porque el voto más importante es el voto de celibato, sin el cual no hay sacramento del Orden. Esto pone al sacerdote en un pedestal. Ellos afirman que Dios [sic] los ha favorecido con gracia porque han permanecido solteros. Si los curas se pudieran casar, eso destruiría el sistema, porque la institución está basada sobre ciertas leyes (Canon) que dicen que el Papa solamente puede venir por medio del sacerdocio. No Papa, no institución Católica Romana.”

“El Papa está supuesto a ser el rey de la tierra. Este punto fue hecho muy claro por Agustín, un escritor Católico Romano y “Padre” de la iglesia alrededor del 420 E.C. (Era Común) en la versión original Latina de su libro “La Ciudad de Dios.” Nuevas ediciones han removido esta información para mantenerla fuera del conocimiento público. El Papa es el sol, el rey del universo. La luna (los gobiernos de la tierra) refleja su gloria. La tierra es toda la gente que se inclinan en reverencia ante él. El Papa dice que Dios [sic] mismo le ha otorgado el derecho divino de ser Jesucristo [sic] en la tierra para secretamente controlar la población de todos los países por medio de la educación, política, economía y poder militar.” Historia de la Iglesia Cristiana Vol. V, por SCAF, págs., 28 y 32 publicado por Eerdmans, Gran Rapids, Michgan, 1907.


El próximo gran impacto fue cuando Alberto tenía 16 años. El profesor estaba hablando acerca de Pedro (Kefa) siendo el primer Papa. “Yo hice una pregunta que casi me destruyó. Poco sabía yo que había retado al mismo Papa. Para probar que Simón Pedro había sido el primer Papa el maestro había dicho que Pedro era la Roca sobre la cual la iglesia Católica Romana estaba edificada. ¿Cómo puede ser esto posible? De lo que usted nos ha enseñado, Simón significa arena y Pedro, una pequeña piedra. Entonces, ¿no es Jesús [sic] la Roca? Jesús [sic] dijo: ’sobre esta Roca edificaré mi congregación. Así que Pedro nunca podría ser esta roca. Porque después de esto Jesús [sic] reprende a Pedro y le llama satán.” El maestro lo echó de la clase gritándole: “¡Estás fuera de orden! ¡Estás hablando como un hereje! (Hereje son todos los que no están de acuerdo con las enseñanzas del Papa y la iglesia Católica, aunque últimamente como la iglesia Católica Romana, por medio de los pastores mentirosos, Jesuitas infiltrados, le han cambiado el nombre a los Cristianos Protestantes a “Hermanos Separados”, para prepararlos para la unión del ecumenismo).


Dos horas después, Alberto estaba en la oficina del maestro. El maestro le dijo muy apaciblemente que a pesar de que él estaba de acuerdo con Alberto, lo que él había dicho es muy peligroso, que los estudiantes nunca podían saber esa información. Y que algún día él, Alberto, aprenderá que hay muchas, muchas cosas de las cuales nunca se debe hablar. Por tanto, lo castigó y le advirtió de nunca decir cosa semejante. A pesar de que muchos curas conocen la verdad, ellos prefieren seguir con la mentira, porque el espíritu de ha satán está apoderado de la iglesia Católica Romana.


Alberto cuenta: “A nosotros no se nos permitía leer la Biblia, solo los maestros la podían usar. Una vez un joven estudiante me entregó un Nuevo testamento. Yo tenía miedo que no tenía el sello oficial de aprobación de la iglesia Católica Romana en la primera página. Traté de botarlo, pero no pude. Si me hubieran encontrado con él, me hubieran acusado de herejía, así que lo escondí. ¡La razón por la que uso anteojos hoy es porque por tres años lo leía de noche debajo de las cobijas con la luz de una linterna! Una noche y leí estos asombrosos versos en 1 Timoteo Capítulo 3:2, 3, 4, 5. “2 Entonces es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospitalario, apto para enseñar; 3 no dado al vino; no violento, sino amable; no contencioso ni amante del dinero. 4 Que gobierne bien su casa y tenga a sus hijos en sujeción con toda dignidad. 5 Porque si alguien no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la Congregación de Dios?” Y después encontré este verso: “El lo llevó a Jesús [sic], y al verlo Jesús [sic] le dijo: —Tú eres Simón hijo de Jonás. Tú serás llamado Cefas —que significa piedra—. Juan 1:42.

FUENTE:
http://www.soylibreencristo.com/?p=47

Por CESAR ANGELO - Publicado en: BIOGRAFIAS
Escribir un comentario - Ver los 4 comentarios
Volver a la página principal

Oración, Orientación Bíblica, Consejería y consultas:

GMAIL.jpg contralobos@gmail.com

 

Seguir a contralobos en Twitter @Contralobos

 

Contralobos Cesar Angelo

Crea tu insignia

Auspiciador: Revista de Cómic Online Canutoman

canutoman-publicidad.jpg

Descripción del Blog

Autor del Blog

  • Contralobos
  • Contralobos
  • Cristiano Evangélico Protestante, Metodista Pentecostal y "Canuto", Comunicador de las Buenas Noticias (Evangelio) y del Pensamiento de Dios (La Biblia).
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados