Entrevista al pastor Sergio Gebel, el hermano mayor de Dante Gebel

Publicado en 15 Marzo 2016

Entrevista al pastor Sergio Gebel, el hermano mayor de Dante Gebel

16 de Marzo de 2016 / Santiago de Chile / Blog Contralobos.

 

Hola mis hermanos en Cristo, hoy revisando mi cuenta de facebook, me encontré con esta entrevista al hermano mayor de Dante Gebel, el pastor Sergio Gebel, y me llamó mucho la atención por la diferencia doctrinal que tienen entre ambos, sería bueno que Dante escuchara un poquito a su hermano mayor.

 

Pueden leerla a continuación y saquen sus propias conclusiones:

 

“Ministerialmente no tengo nada que ver con Dante” Sergio Gebel (Entrevista)

 

El apellido Gebel es sin duda uno de los más reconocidos en ámbitos cristianos iberoamericanos. Esta familia de predicadores y ministros se ha caracterizado por la particularidad de sus diferentes maneras de llevar el Evangelio; incluso, hay un común denominador en ellos, lo controversial de sus declaraciones y maneras de llevar el oficio eclesiástico.

El menor, Dante; es el más reconocido del ´clan´ familiar.  Desde sus ´Superclásicos de la Juventud´, hasta los polémicos programas de radio en su natal Argentina, lo llevaron a ser el ´Pastor de los jóvenes´.  Su ministerio dio un giro inesperado cuando asumió el pastorado de la iglesia hispana en la ´Catedral de Cristal´ de los Ángeles, CA; Estados Unidos. Hoy pastorea el River Church en Anaheim, California; desde donde continúa realizando los ´Superclásicos de la Juventud´, reuniones ´ADN´ alrededor del mundo, programas de televisión y giras internacionales.

Otro de los hermanos es el ya fallecido Diego, quien en su tiempo generó polémica en diferentes medios de comunicación y comunidades cristianas por su acercamiento con la comunidad Gay argentina. Su ministerio, poco ortodoxo, recibía a los transformistas y los reunía en un ´cabaret´, desde donde predicaba, oraba, ministraba y los acogía en su condición. No era norma que sus séquitos tuvieran necesariamente que cambiar su comportamiento sexual. Fue de alguna manera el ´pastor de los homosexuales y prostitutas´ en su país natal.

El mayor de todos, es Sergio. Un hombre con fuertes raíces pentecostales y quien periódicamente mueve las redes sociales con sus fuertes artículos que llaman a “volver a la senda antigua” del Evangelio. Un hombre que desde la ortodoxia evangélica llama la atención de sus lectores a buscar la ´sana doctrina´, escudriñando las Escrituras y siguiendo la Biblia como manual de conducta y fe.

Hablé con él, quien sin dudas detrás de sus fuertes palabras deja entrever el cariño con el que trabaja en su ministerio en Argentina, donde pastorea más de una decena de iglesias y lleva la predicación de los primeros pentecostales en la América Latina como un legado para las nuevas generaciones.

¿Quién es Sergio Gebel?
Un siervo de Dios. Él me llamó hace 45 años atrás y a los dos años comencé a trabajar, a servir, y sigo sirviendo hoy; lo hice como miembro, como Diácono, luego como Evangelista y hoy como Pastor. Me considero un siervo del Señor.

Si tengo que evangelizar lo hago, si me toca la obra misionera o la tarea pastoral también, y si debo enseñar con toda humildad me dispongo. He fundado muchas Iglesias, comenzando bajo una sombra, o en un patio, ganando las almas, discipulando, formando obreros y estableciendo congregaciones, cosa que todavía continúo haciendo.

Soy Pastor presidente de una Asamblea de Dios de mi país y pastoreo más de una docena de congregaciones en diversas ciudades y en algunas provincias del norte.

¿Cómo conoció usted a Jesús?
Yo me convertí muy joven, unos familiares me predicaban, y como era ateo les discutía y argumentaba mucho. Cansados de mí, dijeron, “Vamos a orar para que Dios te salga al encuentro y te demuestre que el existe” Y así sucedió. Tuve una experiencia que nunca olvidaré, salí de mi cuerpo y por unos minutos pude verme acostado en la cama, veía la habitación y a mi esposa a mi lado, pero no tenía control sobre mi cuerpo, pensé que había muerto, que eso era la muerte, y en mi desesperación me recordé lo que estos creyentes me habían dicho sobre la sangre de Jesús, la cruz  y todo eso, recuerdo que entonces clamé: “La sangre de Jesús tiene poder” y regresé al cuerpo, literalmente entré en él.

Cuando reaccioné, estaba convertido. En esos pocos minutos el Señor me convenció de que hay algo más allá, que tenía un alma y que esta fuera del cuerpo era totalmente consciente de todo, de que era cierto lo que Jesús había hecho en la cruz, luego di el paso de fe en una Iglesia y Dios me honró dándome el privilegio de predicarles el Evangelio a toda mi familia, no había antecedentes de que alguno fuera cristiano; ateos, agnósticos la mayoría y otros católicos, gané a mis padres, mis hermanos, cuñados/as, tíos/as, abuelos, primos, parientes lejanos, amigos y compañeros de la escuela. Muchos ya partieron en el Señor.

Me enteré de la muerte de su madre, le envío mis condolencias. Una mujer que les instruyó en el Evangelio junto a su padre. ¿Cuál es el más grande legado que ella le dejó?
Yo le gané a ella y a mi padre para el Señor y fui su Pastor también. El legado, haber sido una madre y esposa fiel, toda su vida

¿Cómo es tener un ministerio, cuando se cuenta con un hermano tan popular como el pastor Dante?

Cuando yo me casé, Dante tenía dos años; le gané y fui su pastor hasta sus 17 años. Toda su niñez y parte de la adolescencia se congregó en mi Iglesia junto a mis padres y mis otros hermanos.

Yo siempre enseñé que al Señor no le interesa la popularidad, ni la fama, ni cuantos nos conocen; él va a buscar frutos en nuestra vida y seremos bienaventurados si hicimos su voluntad, aunque esa voluntad haya sido: predicar 120 años y ganar solo siete personas y todos familia (Noé)  o como Juan Bautista, que Jesús dice de él, que nadie nacido de mujer es más grande que Juan, y él nunca salió de su aldea, no escribió ningún libro, no tuvo familia, no fundó ninguna Iglesia, no hizo ningún milagro, no viajó a ninguna parte, terminó solo encarcelado y decapitado.

La vara de medir que usa Dios no es la vara de medir que usamos los hombres. Mi ministerio siempre fue igual, nunca cambió por ser mi hermano popular, no me perjudicó, ni me benefició en nada; no pertenezco a su ministerio hoy, ni él al mío, y tenemos una visión muy diferente de lo que es el Evangelio

¿Está usted de acuerdo con el estilo ministerial y enseñanzas del pastor Dante?
No coincido en casi nada, como dije tenemos diferente visiones y ministerios.

Hablando de su familia, ¿todos los hermanos están envueltos en el ministerio?
Éramos cuatro, los tres se congregaron conmigo, fueron diáconos, dirigentes de jóvenes, colaboradores; luego cada uno tomó su propio camino, dos ya fallecieron. Uno estaba apartado y el otro algo parecido,  se hizo también muy famoso en mi país como pastor de homosexuales y travestis, alcanzó notoriedad por recibirlos de esta forma y aceptarlos; Él predicaba que era una elección de vida y de amor aceptable, murió joven, con 47 años y le sucede en el ministerio su viuda que quedó como “pastora”. Solo ahora quedamos dos; Dante, el menor y yo el mayor de todos.

Imagino que se refiere al pastor Diego Gebel, ¿Cómo veían su ministerio en medio de la familia?

Si. Él era solo aceptado por mi padre y mi madre, ellos fueron absorbidos por él y estaban como “pastores” hasta un poco después de su muerte. Yo no mantenía comunión con él.

Usted es ahora una persona muy activa en las redes sociales y su mensaje es bastante controversial, ¿por qué ha tomado esa postura?
La palabra de Dios es controversial, muchos seguidores de Jesús le abandonaron cuando él comenzó a enseñarles diciendo “dura es esta palabra, ¿Quién la podrá oír?” Y a los suyos les dijo: “Queréis iros vosotros también”. No digo nada que no esté escrito, no comparto mis opiniones o puntos de vista, comparto las Escrituras, cada uno saca sus propias conclusiones.

Para “entretener” y “motivar” hay miles de páginas en las redes, no es ese mi propósito y tampoco lo hago en la Iglesia.

¿Cree que el pentecostalismo está en crisis?
Creo que la Iglesia toda está en crisis. Las falsas doctrinas, la apostasía y el analfabetismo bíblico, han hecho desastres con el Evangelio; hay tantas disparidades e interpretaciones particulares, que se da la paradoja de tener más congregaciones que nunca antes en la historia, y a la vez el cristianismo más diluido que se haya visto

¿Cuál es el verdadero Evangelio entonces?
El que fue revelado en las Escrituras,  Gálatas  1:11-12;1:6-9

Todos dicen tener la sana doctrina, ¿Por qué la suya sí lo es?
La doctrina sana no es mía, es la de la Palabra. Jesús mismo dijo: “Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió”  (Juan 7:16), y después dijo: “El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta”  (verso 17)

¿Cuál es el mayor acierto de la iglesia actual?
Expandir el mensaje del Evangelio. Como dice Pablo, “algunos a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda, pero otros de buena voluntad, los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente; pero los otros por amor. ¿Qué pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo y me gozaré aún”  (Filipenses 1:15-18)

¿Cuál es la peor equivocación de la iglesia actual?
No predicar con el testimonio, no impactar con su testimonio, esto hubiera “trastornado” al mundo como lo fue en el primer siglo

 

Por: David Gaitan
Twitter / @Dabycito

 

Fuente:

https://davidgaitan.wordpress.com/2016/03/14/ministerialmente-no-tengo-nada-que-ver-con-dante-sergio-gebel-entrevista/

Repost 0
Comentar este post