Sabiduría que viene de lo alto / por: César Angelo

Publicado en 11 Febrero 2016

Sabiduría que viene de lo alto / por: César Angelo

12 de febrero de 2016 / Santiago de Chile / Blog Contralobos.

 

Hola mis queridos y amados hermanos en Cristo y lectores del Blog, es un gusto poder compartir con uds. la palabra de Dios para edificación de sus vidas, en esta ocasión estaré escribiendo acerca de un tema muy importante, la sabiduría, ya que, si existe algo valioso en estos tiempos, es justamente este atributo ¿cierto?. Pues, adelante y espero sea de bendición para todos uds.

 

Sabiduría que viene de lo alto

por: César Angelo

 

Lectura Bíblica:

Si ustedes son sabios y entienden los caminos de Dios, demuéstrenlo viviendo una vida honesta y haciendo buenas acciones con la humildad que proviene de la sabiduría; pero si tienen envidias amargas y ambiciones egoístas en el corazón, no encubran la verdad con jactancias y mentiras. Pues la envidia y el egoísmo no forman parte de la sabiduría que proviene de Dios. Dichas cosas son terrenales, puramente humanas y demoníacas. Pues, donde hay envidias y ambiciones egoístas, también habrá desorden y toda clase de maldad.

Sin embargo, la sabiduría que proviene del cielo es, ante todo, pura y también ama la paz; siempre es amable y dispuesta a ceder ante los demás. Está llena de compasión y del fruto de buenas acciones. No muestra favoritismo y siempre es sincera. Y los que procuran la paz sembrarán semillas de paz y recogerán una cosecha de justicia.

Santiago 3:13-18

Introducción:

 

El tema de la sabiduría es esencial en la vida cristiana, la Biblia contiene claras enseñanzas que nos invitan a ser sabios, pero más que adquirir conocimiento humano, histórico o intelectual (que igualmente es válido), es mucho más importante tener esa sabiduría que proviene directa de Dios.

 

Es aquí donde fallan muchos predicadores, teologos, pastores o ministerios, en buscar conocimientos humanos, psicología, metafísica, etc., pero olvidan la sabiduría que viene de Dios, esa es la que vale!!

 

Mediante este tema, trataré de explicar brevemente esta enseñanza para el mayor crecimiento de todos nosotros.

 

 

¿Eres sabio(a)?

 

En el verso 13, el autor plantea una pregunta vital, ¿quién es sabio entre vosotros? y no tan sólo sabio, sino también entendido, o sea que, Dios quiere que seamos sabios y entendidos, no sólo sabios, sino que quiere que entendamos. La pregunta es desafiante y si tu o yo pensamos que somos sabios, pues bien, entonces el consejo es claro ¡demuestralo!! ups, y ¿como se muestra la sabiduría y el entendimiento? por la buena conducta, en sabia mansedumbre.

 

Vemos entonces, que el ser sabio no es algo que proclamamos solamente con la boca, noooo!!! es algo que se debe MOSTRAR, tal como yo lo explico en el tema  "Dios quiere frutos", en donde el Señor nos invita a dar frutos, y asimismo, como los frutos se ven, así también la sabiduría se ve, por medio de las OBRAS, sí, las obras acompañan la fe, porque la fe sin obras es MUERTA, no que las obras nos salven, pero sí que son una evidencia de que somos salvos, pero estas obras no son para jactarse ni para alardear de ellas, no, al contrario, se muestran en sabia mansedumbre, como Jesús lo mostró, siendo manso y humilde.

 

 

Atentados contra la verdad

 

En el verso 14 nos encontramos con 4 venenos que atentan contra la verdad y con el evangelio mismo, estas 4 cosas son:

 

1. Celos amargos o envidias.

2. Contenciones o pleitos.

3. Jactancias.

4. Mentiras.

 

Estos venenos son muy dañinos en una congregación y yo puedo decirlo con autoridad, porque me ha tocado vivir esto en varias ocasiones, he visto de cerca como estos 4 venenos destuyen comunidades cristianas, destruyen congregaciones, destruyen ministerios, familias y causan odio, rencor y daño a las ovejas, de hecho, yo tuve que salir de una congregación porque habían estos 4 males, y la congregación en donde actualmente pertenezco tuvo que pasar por dos procesos de división porque descubrimos a dos personas con estos venenos mortales que causaron mucho daño y dividieron la iglesia, todo por ambición de poder.

 

Cuando estos pecados se introducen en una iglesia y se albergan en el corazón de un líder es trágico, porque nada bueno puede suceder, sin duda, quién tiene estos males se ha dejado usar por el diablo, ya sea por falta de madurez espiritual o porque en realidad nunca ha sido cristiano.

 

Quiera Dios que ninguno de nosotros tenga estos venenos en su corazón, por eso somos llamados continuamente a examinar nuestro corazón y confesar nuestros pecados y si hubiera algún atisbo de esto en nuestra vida, debemos ir a las plantas de Jesús y pedir perdón y pedir que lo saqué de nuestras vidas.

 

Sin duda, estos pecados son contra la verdad, contra el evangelio y contra Dios mismo, porque constituyen una gran mentira, se rodean de hipocresía y quienes tienen esto en su vida pueden aparentar que todo va bien, pueden desearte bien con la boca, pero por dentro pueden estar deseandote el mal, si en tu iglesia existe esto, te quiero decir que salgas de ahí, ese lugar no es de Dios, pues en la casa de Dios debe existir el amor y la unidad, debe existir la comunión, puede leer más sobre esto en el tema "Un llamado a la comunión".

 

Sabiduría que viene de lo alto / por: César Angelo

Sabiduría terrenal

 

A medida que avanzamos al verso 15, nos damos cuenta que el autor se pone más duro la hacer una comparación entre lo que es y debiera ser la sabiduría de lo alto vs la sabiduría terrenal, la cuál hemos ya hemos visto algo en el verso 14.

 

Nos damos cuenta entonces, que los 4 venenos anteriores son parte de la sabiduría terrenal, la cuál obviamente es una sabiduría envidiosa, que no permite que otros se levanten o que se "activen" otros dones dentro de la iglesia, también es una sabiduría llena de pleitos, que busca tener siempre la razón y no toma en cuenta la opinión o consejo de otros, además es una sabiduría jactanciosa, que busca saber para opacar al resto y para resaltar los títulos, diplomas, o créditos propios y por último, es una sabiduría mentirosa, llena de inseguridades, cosas turbias y que generalmente busca ocultar información comprometedora o bien una doble vida.

 

Esta sabiduría terrenal es la que no se cansa de saber, y seguir sabiendo, pero solamenten en el plano intelectual, un conocimiento humanista, personas llenas de letra, pero si el Espíritu o sin la guíanza del Espíritu Santo, es un saber vacío, hueco y secular que busca solo atraer el foco hacia sí mismo y no hacia Dios, este saber, es terrenal y carece de peso en el reino de Dios, es más, Santiago lo considera animal y aún más, diábolico, así de claro y tajante, porque este saber humanista no puede venir sino del mismo diablo, el padre de mentira, el engañador máximo.

 

Quién busca saber para jactarse cae en el engaño del diablo, porque la sabiduría de Dios es para compartir y darle la gloria a Dios y no a nosotros mismos.

 

Consecuencias de la sabiduría terrenal

 

Cuando una iglesia, un pastor o un ministerio tiene todos estos síntomas anteriormente expuestos, es seguro su fracaso, tarde o temprano saldrá a la luz todo lo oculto, tarde o temprano habrá división y un triste final!!! Yo lo sé, lo he vivido, sé lo que estoy escribiendo, por eso no relativices lo que pasa en tu iglesia, no aminores lo que estás viendo, si ves que algo así ocurre en tu iglesia, es hora de hacer algo al respecto, porque tal como dice el verso 16 y es Palabra de Dios, donde hay celos y contención (añado: envidias, murmuraciones, envidias, peleas, discusiones constantes, distintas visiones, desamor, indiferencia, amor al dinero, etc...), allí hay, ¿qué cosa hay?... perturbación!! ¿sabes lo que esto significa?, significa que hay caos, no hay dirección, no hay orden, cada uno hace lo que quiere!!! y aún más, donde existen todas estas cosas ya escritas, hay TODA OBRA PERVERSA, o sea, maldad, pecado, y sinnúmero de problemas, si en tu iglesia está esto, corre!!, huye!!! y si eres el líder o el pastor, hace algo!! por favor!!! porque no puede ser que en una iglesia existan estos problemas, esto no es de Dios ¿entiendes?, si esto está en tu iglesia, el final será triste, haz algo luego o pronto verás que algo malo sucederá!

 

La Sabiduría que viene de lo alto!!

 

En el verso 17 y 18, vemos finalmente lo que es la verdadera sabiduría de lo alto, vale decir la sabiduría de Dios, sabiduría que anhelaba Salomón y que le fue concedida, sabiduría verdadera que no es de hombre sino que viene y desciende directamente de parte del Padre.

 

El escritor describe esta sabiduría con 8 atributos que debemos considerar:

 

1. Pura: O sea, santa!!, sin mancha, transparente, ingenua, inocente y crédula, llena de fe y que obviamente es provista por el Padre y depositada en los corazones que la piden.

 

2. Pacífica: Mateo 5:9 dice claramente que los pacificadores serán llamados hijos de Dios, que promesa tan grande, si nosotros mostramos que somos conciliadores, pacíficos, vale decir, que buscamos la paz y somos llamados al ministerio de la reconciliación, ministerio que nos delega Cristo para que podamos llevar el evangelio de paz, para que el hombre tenga la paz con Dios, entonces somos sabios.

 

3. Amable: La sabiduría no es violenta ni agresiva, sino amable, busca el buen trato con el prójimo, sabiendo que es hecho a la imagen de Dios, y por ende merece respeto.

 

4. Buena (benigna): La sabiduría está llena de bondad, así como un atributo de Dios es la bondad, por lo mismo, la sabiduría de Dios es bondadosa, buscan el bien para la humanidad.

 

5. Misericordiosa: En la misma línea de la bondad, la misericordia es el bazo extendido de la bondad y esta sabiduría es misericordiosa, porque quién es sabio también será compasivo en ver al pecador con el amor de Dios.

 

6. Fructífera: Como hemos visto, la sabiduría se ve, y la forma de ver es por los frutos, vale decir, el carácter el cristiano, la conducta cristiana, el ejemplo y/o testimonio, si nuestra vida refleja a Cristo, entonces estamos siendo sabios.

 

7. Segura: La sabiduría de Dios es certera, sin medias tintas, sino segura, que da una guía específica para que caminemos seguros por el camino trazado.

 

8. Verdadera o genuina: Finalmente, la sabiduría de Dios, es verdadera, veraz, alejada de la mentira y de la hipocresía, es frontal, directa. Muchos confunden la sabiduría con ser "buena gente", con decir a todo que sí, a dejarse ofender siempre, a callar siempre, etc..., pero no, la sabiduría nos enseña a ser verdaderos en todo tiempo, a ir con la verdad por delante, sabiendo que primeramente debemos agradar a Dios antes que a los hombres, ser sabios es saber hablar con la verdad cuando sea necesario y también es saber cuando callar. La sabiduría de lo alto es auténtica y genuina porque proviene de Dios!!

 

Conclusión:

 

Vemos en Lucas 2:52, que Cristo desde pequeño crecía en sabiduría, pero esta sabiduría era la correcta, la que venía del cielo, cuando andamos en esta sabiduría, pueden venir pruebas, tormentas, problemas, situaciones dificiles, pero el cristiano fiel y verdadero siempre encontrará la paz, porque así lo dice el verso 18, el fruto de justicia se siembra en PAZ, ¿para quiénes? pues, para los pacificadores, para los que hacen la PAZ, por eso Cristo mismo dijo que estos, los que hacen la paz serán llamados HIJOS DE DIOS, ¿no es eso algo grande?, sera llamados hijos de Dios!! entonces, seamos sabios y buscando la paz, siempre que dependa de nosotros, estemos en paz con todos y viviendo en la sabiduría que viene de lo alto!!

 

Bendiciones en Cristo!!!

Repost 0
Comentar este post