La Biblia Chatarra / Reflexión / Pastor Guido Maldonado

Publicado en 19 Agosto 2014

La Biblia Chatarra / Reflexión / Pastor Guido Maldonado

19 Agosto 2014. Así como existe la comida chatarra también existe una biblia chatarra, una Biblia que esta llena de grasas saturadas, de colesterol, de azúcares, de sodio , mostaza y de ketchup. La comida chatarra apela a los sentidos y emociones por lo general tiene muy buena publicidad, estética, un aroma espeso y es muy adictiva, pero su consumo frecuente es degenerativo, insano y letal. En otras palabras una Biblia al gusto del cliente, es como la comida chatarra. El problema de esta Biblia es que tiene cristianos con un desorden alimenticio espiritual grave, tenemos obesidad mórbida, y anorexia espiritual, usted se preguntará como puede ser posible esto?.

 

El problema alimenticio espiritual que hay entre algunos cristianos, sean reformados, pentecostales, bautistas o luteranos, sin importar la denominación, se debe a que toman de la Biblia como si fuera un plato de comida, los pasajes que les convienen o que les acomodan. Ejemplo: hoy en el mercado tenemos una gran gama de Biblias de distintos colores, precios, tamaños y estilos. La Biblia letra grande, la biblia de la prosperidad, la biblia de la mujer, la biblia del joven, la biblia de las promesas, la biblia del amor, la biblia del juicio, la biblia del rapero , la biblia del fuego santo y la biblia del fuego extraño, incluso la biblia rosa o gay. Cuando tomamos la Biblia de forma parcial y particular a nuestra propia conveniencia, nuestra teología será coja, insípida y sufrirá las consecuencias. Cuando vemos a Dios como un Dios solo de amor, o solo de ira y nos olvidamos de los otros atributos, tenemos a un Dios light o un Dios como la comida rápida, lleno de doble queso con tocino al gusto del consumidor, pero que no entrega ningún nutriente. Los mercaderes de la fe, los falsos profetas y los lobos disfrazados de oveja son como estas cadenas de comida rápida, están en todas partes y proliferan sus locales, con un menú a la carta. Un día con mi esposa en un centro comercial quisimos almorzar, fuimos al patio de comidas y queríamos comer algo sano y nutritivo, (pedíamos un milagro), si fuera comida casera mucho mejor, lamentablemente terminamos comiendo pollo frito, de los veinte locales todos eran de comida chatarra. No hay como la comida hecha en casa a fuego lento y con todos los ingredientes necesarios, con la sal a punto, con los vegetales que debe llevar una comida sana y nutritiva. Así como las enfermedades producto de los desórdenes alimenticios es un problema mundial, de la misma manera lo es el desorden alimenticio espiritual, es muy grave y las cifras de gente que la padece son estratosféricas. Dios no nos llama a ser cristianos light, ni vegetarianos, ni guachacas, si no que, a ser cristianos integrales, que se comen toda la palabra dependiendo la edad y la porción que les corresponde, no siendo cristianos mañosos que se comen solo lo que les gusta. Amigo y hermano, no todo lo que se come es sano, en Daniel 1:8-15 dice así: "Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse. Y puso Dios a Daniel en gracia y en buena voluntad con el jefe de los eunucos; y dijo el jefe de los eunucos a Daniel: Temo a mi señor el rey, que señaló vuestra comida y vuestra bebida; pues luego que él vea vuestros rostros más pálidos que los de los muchachos que son semejantes a vosotros, condenaréis para con el rey mi cabeza. Entonces dijo Daniel a Melsar, que estaba puesto por el jefe de los eunucos sobre Daniel, Ananías, Misael y Azarías: Te ruego que hagas la prueba con tus siervos por diez días, y nos den legumbres a comer, y agua a beber. Compara luego nuestros rostros con los rostros de los muchachos que comen de la ración de la comida del rey, y haz después con tus siervos según veas. Consintió, pues, con ellos en esto, y probó con ellos diez días. Y al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos mejor y más robusto que el de los otros muchachos que comían de la porción de la comida del rey."

 

Vemos como Daniel y sus amigos, propusieron en su corazón no comer comida chatarra, aunque la comida del Rey debe haber sido exquisita, era una comida contaminada. Alguien dijo "dime lo que comes y te diré quián eres". Cuanta razón tienen estas palabras, la alimentación sana y balanceada es un habito adquirido, nuestra naturaleza pecaminosa siempre querrá lo que sólo le gusta, pero es necesario ser educado desde que somos niños espirituales que tenemos que comer todo lo que me hace bien y todo lo que se necesita para crecer fuerte y sano. “Bon appetit” deseen, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, 1 Pedro 2:2.

 

Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura (Génesis 25:34), las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses (Números 25:2)

Escrito por Contralobos

Etiquetado en #Predicadores Sana Doctrina - Estudios Bíblicos

Repost 0
Comentar este post